Sin dudas durante este inicio de madrugada latinoamericana, y pleno sueño español, sucedió unos de esos “errores” periodísticos que costará olvidar y que se convertirá en caso de análisis de muchas clases de periodismo.
El sitio web El País de España publicó una foto que mostraba a un supuesto presidente Hugo Chávez intubado, acompañada de una columna donde se relataba “el secreto de la enfermedad de Chávez”. Rápidamente comenzó a circular que dicha foto no correspondía al líder venezolano, sino que era una pésima captura de imagen tomada de un video sobre prácticas médicas. Al parecer también fue publicada la tirada del diario papel con dicha foto.
Ya sabemos el casi seguro final de esta historia: retractaciones, disculpas y el triste despido de algún periodista-editor. Pero más allá del nombre del medio (podría haber sido otro. Estoy segura) el punto es analizar cómo ocurrió esto y las todas las respuestas son penosas:


1) La veracidad-falsedad de la foto: cómo es posible que una foto que muestra a una personalidad de tal calibre y en donde se lo ve en una situación semejante no haya sido verificada al punto de no cometer dicho error. Cómo es posible que el video donde está la imagen real circule desde hace tiempo, haya sido enlazado en minutos y nadie del diario hay podido hacer ése rastreo?

2) Información contextual: como decimos en la jerga, supongamos que se “comieron el pescado podrido” de la foto, de dónde salió “la información” (entre comillas porque al ver la foto, dudamos claramente de dicho contenido) para la nota que acompañó la imagen? Quiénes son las fuentes que hablaron para completar esa nota? Error doble o falsedad doble.

3) El contenido de la foto: más allá del debate sobre la falta de verificación de la información por parte de un medio de este calibre, cómo es posible que un diario que se jacta de ser prestigioso, publicaría una foto de este tipo? Aquí se abren diferente aristas de análisis sobre el derecho de preservar la intimidad de una persona (sea quien sea o tenga el cargo que tenga) versus la relevancia social de la imagen. La pregunto de muchos será: y si realmente era Chávez, qué valor tenía para la política y el pueblo venezolano verlo en ése estado? Claramente las respuestas serán políticas pero no éticas.

El periodismo debería preguntarse mil veces antes de responder tibiamente o de publicar la “primicia”. Para ayudar a analizar este punto les dejo el fallo acerca de la recordada y debatida publicación en la revista Gente de la foto del líder radical Ricardo Balbin internado.

4) El problema es el periodismo, no la plataforma: con estos casos confirmamos una  vez más (se lo repetimos incansablemente a los detractores del periodismo que se hace en plataformas digitales) que lo que está fallando es el periodismo y no, si se hace para la web, la radio o el diario. No estamos cumpliendo con las normas básicas: chequear información, contrastar de fuentes, investigar, definir éticamente si este tipo de fotos son o no publicables, etc. Está claro, hay excepciones y pueden haber errores (tampoco nos rasguemos las vestiduras), pero estemos atentos porque lo que sí aporta hoy la web es la verificación del error, la contraposición de fuentes, la crítica, el debate sobre lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Actualización 2:00> EL PAÍS retira de su web una falsa foto de Hugo Chávez
5) Aclaraciones oscuras: Cómo es posible que en su rectificación el diario El País diga que “una agencia informativa había suministrado al periódico afirmando que se trataba de Hugo Chávez”. Que digan qué Agencia de noticias fue! O peor aún que señalen, “En el texto que acompañaba la foto se afirmaba que EL PAÍS no había logrado verificar de forma independiente las circunstancias, el lugar o la fecha en la que se había realizado la fotografía”.Cómo? que no habían verificado la la información? En fin, todo dicho.

Actualización del 24-01> En mismo artículo anterior donde El País menciona que ha retirado la foto, ahora indican el nombre de la agencia (Gtresonline), piden disculpas y que abrirán una investigación interna.

Actualización del 16-01> Relato de un error de EL PAÍS (De la redacción de EL PAÍS)

Más info: ¿Chávez? en la tapa de El País (Sicrono) / Hugo Chávez, El País y la portada podrida (Segundo Plano) / El ejercicio de 45 segundos que habría salvado a El País (14.000 caracteres)

Tagged with:
 

3 Responses to Pescado podrido: La falsa foto de Chávez en el diario El País de España

  1. Guty dice:

    Muy loco que quieran lavarse las manos ahora, aunque se entiende.
    Lamentablemente, para ellos, en la publicación originalmente pusieron “los derechos mundiales son propiedad de Ediciones El País, prohibida su reproducción”, y la foto con marca de agua.
    Otra, a la gente El Mundo, parece que les quisieron vender la misma foto y la rechazaron, anunciándolo en Twitter un rato antes que El País la publicara.
    En fin, que les sirva de lección.

  2. Guty, sí. Es inaceptable que incluso, respondan con los mismo errores que provocaron el problema. Es decir, diciendo que no tenían verificada la información. Ojo, además teniendo en cuenta que salieron en la edición impresa con eso. No es que un redactor o editor de la home del sitio, la encontró y la subió. Evidentemente hubo una reunión de editores y decidieron publicar.

  3. Iván L. Dawidowski dice:

    Sin dejar de mencionar que, aunque la foto fuera cierta, aunque se tratara de alguien sin investidura, aunque hubieran hecho todos los chequeos de fuentes… habrían publicado la imagen de una persona moribunda.
    Si algún manual de estilo permite eso, hay que repensar muchas cosas como productores y consumidores de información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *