Anthony Bourdain es un personaje muy popular y famoso entre los amantes que gustan conocer la cocina autóctona de cada país. Con el auge de los programas de cable que se dedican a mostrar lugares exóticos del mundo, aquellos culinarios con tinte cultural se han convertido en un éxito. Justamente en este rubro Bourdain se mueve como pez en el agua y su estilo relajado y sin aires de gran chef lo han convertido en el más envidiado de los viajeros gastronómicos. Es que la diferencia de su programa es que no visita grandes restaurantes sino que se dedica a probar  ”lo que la gente come”.

Anthony Bourdain en Argentina from Mauro Duarte on Vimeo.

Me entero por Argentine Post que Bourdain estuvo en nuestro país. El capítulo que lo muestra es de lo más bizarro. Su periplo culinario empieza en Buenos Aires, en el estudio de grabación de Los Pericos (?) quienes lo invitan a comer picada y pizza con fainá típica. También pasa por una villa a comer locro preparado en la calle, choripán clásico de Costanera Sur y termina en el atelier de Marta Minujín hablando de arte y cultura.

Pero su recorrida no termina en la Capital y se va derechito a Bariloche, donde queda soprendido por la identidad de europea y además de volar en parapente sobre El Bolsón, se va a recorrer la Patagonia a caballo con un par de gauchos (que hablan inglés!). Come conejo y pasa un día de kermese en El Calafate comiendo “asado al asador”. Eso sí, dice que la carne argentina es muy rica, pero que la comemos pasada. Él se come una porción bien cruda.

¿Cómo termina su visita? tomando whisky con hielo del glaciar Perito Moreno. Toda una extravagancia. Vale la pena ver el video completo! (dura 42 minutos)