Después de todas las alabanzas prodigadas en el anterior post al WLBeta, con el uso diario encontré un problema:

Si bien la opción de distribuir la bandeja de entrada como la del Outlook es práctica y reconocible  -se pueden ver los mail recien llegados y sin abrilos leer el contenido-, el inconveniente está en el tamaño de las publicidades exhibidas (en la parte superior e inferior de la ventana) que dejan muy poco espacio para leer los mails. El mismo inconveniente ocurre al abrir una ventana para escribir un nuevo mail.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *